Skip to main content

Los últimos días del año se convierten irremediablemente en jornadas para hacer balance de las 365 anteriores que han marcado el calendario.

Las redes sociales te permiten hacer un recuento de tus mejores fotos, o incluso las plataformas bajo demanda te informan de los consumos que has realizado en todos estos meses.

Hacer un balance o retrospectiva de lo que hemos vivido, implica tomar conciencia de la realidad, recogiendo datos y experiencias para poner sobre la mesa aquello que hemos logrado, pero también, aquellas áreas de mejora que hemos identificado.

Pero el final de un año, además de un balance de lo acontecido, supone también la preparación de otros doce meses a los que debemos hacer frente en nuestra vida profesional, pero sobre todo personal. Y es aquí donde surgen los objetivos para el año nuevo. Es cuando ponemos encima de la mesa todo aquello que queremos hacer y no hemos llevado a cabo, o incluso nuevos retos que nos gustaría plantear.

Disfruta del camino

Decálogo para cumplir con éxito tus objetivos de año nuevo

Para lograr acometerlos al completo, debemos marcarnos unos objetivos claros y sobre todo, alcanzables.

En CORAOPS definimos los objetivos de manera SMART+ (plus), esto es, haciendo que sean específicos o claros, medibles, acordados (es decir, que estemos comprometidos a ellos), realistas, y delimitados en el tiempo. Pero además añadimos toda una serie de características que definen todavía más los objetivos (expresados en positivo, que nos resulten emocionantes o retadores, que sean ecológicos…)

1. Mira en tu interior

Hazte preguntas. Cuestiónate qué has logrado en este año que ha pasado y qué quieres conseguir en los próximos 12 meses. ¿Qué te motiva en la vida? y sobre todo, pregúntate ¿para qué quieres alcanzar ese deseo? (ya que este será tu foco cuando sientas que la motivación te falla)

2. Deja a un lado lo utópico

Todo puede lograrse en esta vida con empeño y tesón, pero debemos empezar por aquello que nos remueve el alma, que lo tenemos a la mano y nos hace estar comprometidos.

3. Sé realista

Caer en el autoengaño no hará que cumplas tus propósitos de buena forma. Sé justo y sincero contigo mismo, marcándote aquellas pautas que de verdad quieres ahora, y que están a tu alcance (con un poco de esfuerzo y constancia).

4. Delimita un tiempo

Para que se haga tangible un objetivo, ha de ser concreto, temporal y medible. Sobre todo, es necesario que ese camino para llegar a la meta esté dentro de tu campo de acción, teniendo en cuenta tu situación presente.

5. Aspira a tu propia meta

En ocasiones tendemos a plantear objetivos que benefician a otros. Queremos quedar bien con alguien o demostrarle algo. ¿Y tu propia meta? Eso no debe olvidarse nunca.

6. Valora tus resultados

Estamos seguros de que puedes conseguir tus propósitos. Eso también debes valorarlo. Siéntate y piensa que lo que has obtenido ha sido por tus méritos.

7. ¡Pon un coach en tu vida!

Un proceso de coaching es esencial para crecer como persona. Ponte en contacto con un profesional y empieza el camino del autoconocimiento que necesitas.

8. Sé flexible con tu plan

Todo fin, tiene un proceso. No obstante, si falla, no debemos tirar la toalla. El camino ha de ser flexible, pero focalizado en un punto, aunque en los primeros pasos encontremos obstáculos.

9. Busca un profesional, no te la juegues

Si necesitas un cambio o un reciclaje físico y mental, acude a un profesional. Estar en paz con nuestra salud es lo más importante. Deja a un lado la procrastinación, los tabúes o la falta de tiempo. Las horas invertidas en uno mismo suman, nunca restan.

10. Comparte

Porque tus metas y tus propósitos también se pueden compartir. De esta manera lo verás todo más materializable, más alcanzable. Disfruta del camino.

Desde CORAOPS queremos que aquellos objetivos que te fijes, se hagan realidad. Por eso, ponemos a tu disposición a nuestro equipo de Coaches para acompañarte en la definición de tus objetivos y en el desarrollo de planes de acción, que te permitan alcanzar tus metas.