Autoconocimiento, ¿quién soy yo?

Autoconocimiento, ¿quién soy yo?
26/11/2019 CORAOPS

Estamos acostumbrados a vivir el día a día estando pendientes del trabajo, de los quehaceres cotidianos, de salir con los amigos, de los asuntos pendientes…

Autoconocimiento, ¿quién soy yo?

Pero, ¿cuánto dedicamos a mirarnos nosotros mismos? A observar en nuestro interior. ¿Cuánto conocemos de nosotros?

La esencia del autoconocimiento

El autoconocimiento no es más que un proceso lento, pero firme, para lograr saber quién es uno mismo. El objetivo principal se centra en conectarse con el propio yo e invertir tiempo de nuestro día día a hablar con nosotros mismos.

Un camino de aprendizaje continuo que contribuye a tener conciencia del propio comportamiento y a adoptar seguridad. Se trata, en definitiva, de una travesía con altibajos, pero con una meta firme.

Conocer las emociones propias y entender el significado que tiene para cada uno está relacionado con esa autorreflexión

Autoconocimiento, ¿quién soy yo?

El autoconocimiento y el bienestar emocional se relacionan

Puede ocurrir el ocaso en el mundo exterior, pero el interior mantenerse intacto. Esto se da porque las personas que se conocen bien suelen tener una buena gestión de sus emociones hasta en los momentos de mayor dificultad.

Conocerse es clave para el bienestar de las personas. De hecho, el autoconocimiento es el primer eslabón de la escalada a la inteligencia emocional. Conocer las emociones propias y entender el significado que tiene para cada uno está relacionado con esa autorreflexión.

Autoconocimiento, ¿quién soy yo?

Encontrarse para ser feliz

De esta forma, realizando esa introspección también iniciamos el camino para ser feliz. Continuamente estamos buscando la felicidad en las relaciones de amistad, en las relaciones sentimentales o con factores materiales.

Es cierto que cuesta pararse a pensar en mantener conversaciones con nosotros mismos por el simple hecho de que hay que invertir tiempo y siempre se hace cuesta arriba.

El autoconocimiento es esencial en el desarrollo personal porque nos incita a ponernos objetivos realistas. Por eso, los profesionales dedicados a la psicología o al coaching consideran clave que las personas se conozcan, que descubran lo que les motiva y qué desean para ser felices.

Autoconocimiento, ¿quién soy yo?

No sé cómo empezar

Cuesta pararse a ser consciente de que tenemos que invertir tiempo en hacer introspección. Existen muchos métodos para lograrlo, sobre todo con la ayuda de profesionales del coaching o la psicología.

No obstante, de este post puedes extraer un método sencillo y casero que podrá incluso despertar en ti la necesidad posterior de acudir a un experto para avanzar en ese proceso de autoconocimiento. Podemos escribir un diario, pero un diario emocional. Un cuaderno en el que apuntemos no solo lo que hemos hecho durante el día, sino cómo nos hemos sentido.

Un espacio donde dedicar unos diez o quince minutos a pensar cómo nos hemos sentido, qué emociones han pasado por nosotros a lo largo del día. Es buena forma de empezar, ¿no?

Autoconocimiento, ¿quién soy yo?

El coaching, una buena decisión

La metodología coaching ha demostrado ser muy eficaz en la mejora del autoconocimiento debido a su intención de planificar los objetivos que queremos alcanzar y al empeño lograr el empoderamiento frente a la vida. Todo esto con una visión más realista y adaptativa.

El fin es tocar las emociones, la propia esencia

El coach siempre va a provocar que el coachee reflexione y tenga un conocimiento de sí mismo. El fin es tocar las emociones, la propia esencia, que el coachee sepa realmente quién es, para que así la toma de decisiones le haga lograr su bienestar propio.