Cómo hacer buen mindfulness para rebajar el estrés y la ansiedad

Cómo hacer buen mindfulness para rebajar el estrés y la ansiedad
04/11/2020 CORAOPS

El estrés y la ansiedad forman parte de muchas conversaciones a día de hoy. La sobreestimulación de los últimos años, las presiones sociales y laborales y la agitación diaria han hecho que esas sensaciones poco bienvenidas para nosotros, afloren más que nunca.

Cartel de neón donde dice en inglés "estás aquí"

En este 2020, la situación excepcional que estamos viviendo por la irrupción de la pandemia provocada por el coronavirus, ha incrementado la sensación de estrés y ansiedad ante un día a día más incierto y desconocido.

Mindfulness para reducir el estrés

Los problemas que generan el estrés y la ansiedad se gestan en la mente. Nuestro cerebro está constantemente pensando en cómo mejorar nuestra vida y caemos en un zigzag continuo entre pasado y futuro que poco se para en el presente. 

El pasado nos detiene porque nos centramos en aquellas situaciones en las que creemos que nos hemos equivocado y siguen ahí, sin irse. Con el futuro pretendemos encontrar salida a situaciones que ni tan siquiera han ocurrido pues queremos saber cómo va a sucederse todo a corto o a largo plazo.

No obstante lo que nos permite tomar la sartén por el mango es el presente, porque es lo que tenemos y sobre la única circunstancia sobre la que podemos actuar. 

Chica leyendo un libro mientras toma café

La importancia de la conciencia corporal

Todo ese salto pasado-presente, unido a las tensiones, presiones y miedos, desembocan en estrés y pueden provocar la aparición de la ansiedad. El mindfulness ayuda a tomar conciencia corporal y a poner el foco en el aquí y ahora. Al ser más conscientes de nosotros mismos, podemos identificar de forma más precisa qué situaciones son las que nos provocan el malestar y cómo nos perjudican.

Con esta práctica aprendemos a conocernos mejor y esto supone una ventaja a la hora de respondernos a la pregunta “qué hacer cuando tienes ansiedad”, que tanto ronda en nuestras cabezas.

A medida que empezamos a conocer nuestros pensamientos y nos concienciamos de cómo afectan a nuestro cuerpo, podemos ir manejándolos mejor. No es cuestión de que desaparezcan, sino de que aprendamos a reaccionar ante ellos, en lugar de dejar que nos controlen.

Centrarse en el ahora ante la incertidumbre

Dentro de todo el mal que está provocando la crisis sanitaria en la que estamos inmersos, la situación nos ha colocado ante una situación que antes apenas planteábamos: vivir el presente, no saber qué va a pasar mañana. 

Todas las planificaciones que teníamos antes del mes de marzo para todo el año desaparecieron. Todos los planes se han tenido que ir modulando a medida que las restricciones cambiaban.

Esto nos ha llevado a una situación de incertidumbre que también nos genera ansiedad. Además, las vidas han cambiado. La tensión y las presiones de médicos y demás personal sanitario, la conciliación forzada de trabajo y familia, empresas que no terminan de ver el horizonte… Toda esta circunstancia nos lleva a encontrarnos en la tesitura de no saber qué nos pasa, de qué va a ser de nosotros y de nuestra empresa. Por eso, la práctica del mindfulness en este caso, sería un valor añadido. 

Persona tumbada mientras un perro la mira

Experiencia mindfulness para reducir el estrés

En Coraops estamos muy sensibilizados con la vivencia del presente. Queremos que esta práctica llegue a las empresas y concretamente, a las personas.

Por eso, tenemos un taller en vivo donde podrás sentir los beneficios y la utilidad del mindfulness. En este taller online en directo pondremos el foco en varios aspectos:

  • Descubrir la relación entre desautomatización de procesos cognitivos y aumento de intensidad de la experiencia y bienestar personal.
  • Notar las emociones automatizadas que están detrás de los patrones de comportamiento reactivo y su influencia en nuestro bienestar.
  • Facilitar las relaciones personales, entrenando la flexibilidad en el punto de vista de las situaciones, la comunicación consciente y la comunicación no verbal.

Estos son solo tres puntos de los muchos que tocaremos en esta experiencia práctica para usar el mindfulness como herramienta para rebajar ese estrés que nos persigue. ¿Te vienes?