¿Cómo controlar y superar la ansiedad?

¿Cómo controlar y superar la ansiedad?
18/06/2019 CORAOPS

¿Sientes que las situaciones que estás viviendo te superan? ¿Te sientes agobiado y estresado? ¿No encuentras la manera de enfrentarte a los problemas? ¿Sientes una presión que no sabes cómo controlar?

Si has contestado afirmativamente a algunas de estas preguntas, es probable que padezcas ansiedad. El estrés, la ansiedad y la depresión son patologías cada vez más comunes en nuestros tiempos y al estar «socialmente aceptadas», no se les da la importancia ni el cuidado que necesitan.

¿Qué es la ansiedad?

Es muy importante identificar correctamente lo que te está sucediendo, si padeces ansiedad. La ansiedad es una condición muy complicada de gestionar para la persona que la padece. La preocupación, la frustración y el agobio son constantes en el día a día de una persona con ansiedad, lo que hace que cualquier obligación o tarea diaria sea un esfuerzo a superar.

¿Cómo controlar y superar la ansiedad?

Antes de nada queremos decirte que lo que te pasa es normal y no hay que avergonzarse o ocultar lo que sientes. Lo que estás pasando lo sufren muchas personas y, por supuesto, se puede superar con tiempo y dedicación.

Primero, vamos a aprender a identificar los síntomas de esta patología.

¿Cómo saber si tengo ansiedad?

Vamos a exponer algunos de los comportamientos que padece una persona con ansiedad. Es posible que tu caso, no coincida con todos los síntomas que presentamos, pero si identificas un común denominador en algunos de ellos, es muy posible que tengas ansiedad o estrés.

  1. Miedos, bloqueos y frustraciones: la ansiedad hace que no sepamos gestionar el estrés o el agobio que nos producen ciertas situaciones. Ante esto, el cuerpo genera miedos y bloqueos, nos creemos menos capaces. No logramos ver la solución a los problemas y esto constituye otro problema añadido a los demás, por lo que se genera una situación de bola de nieve, que cada vez produce más miedo, estrés y frustración.
  2. Falta de motivación: los nervios y el agobio acompañan tu día, por lo que aparece una falta de motivación para cumplir tus tareas, objetivos y propósitos. Es posible que hayas dejado de lado hábitos saludables como no fumar, cuidar tu alimentación, hacer ejercicio…
  3. Efectos físicos e hipocondría: es común en las personas que padecen ansiedad sufrir palpitaciones, sudores, dolores de cabeza, insomnio, falta de aire, molestias estomacales, mareos… Toda esta sintomatología, sumada a los miedos, provoca la creencia de que puedas estar padeciendo una enfermedad.
  4. Dependencia y vulnerabilidad: surge una necesidad de sensación de protección que buscas en las personas más cercanas a ti. La falta de personas de tu entorno te hace sentir vulnerable y vacío, lo que puede hacerte dudar del aprecio que estas personas sienten por ti.
  5. Cierre emocional: debido a esa sensación de duda ante las personas que te rodean, es posible que decidas encerrarte emocionalmente, no quieras compartir como te sientes y dejes de hacer planes con tu familia y amigos con el objetivo de ocultarles tu situación. Esta soledad impuesta, puede generar en ti nuevos agobios.
  6. Dificultad de adaptación a los cambios: las situaciones nuevas te cuestan un gran esfuerzo y generan más preocupaciones, por lo que prefieres no salir de tu círculo de confianza; evitas salir, conocer gente nueva o viajar. Te cuesta más tomar decisiones.
  7. Melancolía: todos estos contextos hacen que te sientas más triste, llores con facilidad, sientas nostalgia, desconsuelo… Todos estos sentimientos son completamente normales, vamos a ver qué podemos hacer para mejorarlos. 🙂

Consejos cuando has descubierto que padeces ansiedad

Lo primero que debes hacer si te has sentido identificado con los síntomas de la ansiedad es aceptar lo que te está pasando. Cuéntaselo a tus seres queridos para que puedan entender cómo te sientes. Es muy importante que te sientas comprendido y que normalices tus emociones.

¿Cómo controlar y superar la ansiedad

Es posible que algunas de las personas a las que les cuentes lo que te pasa no sean suficientemente comprensivas por no entender exactamente la dificultad de esta patología. Intenta transmitirlo de la mejor manera posible y ten paciencia con aquellas personas a las que les cueste entenderlo. No han pasado por lo que estás sintiendo y es difícil para ellas. Recuerda que no estas solo.

Una vez lo hayas aceptado y comunicado a quién hayas considerado, pide ayuda a personas que te puedan aconsejar y ayudar. ¡No escuches consejos de cualquiera! Solo una persona verdaderamente cualificada puede ayudarte en este paso; coaches, psicólogos, médicos…

También es importante que te des tiempo para superar la ansiedad. Tienes que tener en cuenta que el proceso de recuperación debe tomar tiempo. Evita estresarte poniéndote límites para superarte o fechas de recuperación.

Será mucho más positivo que te planifiques y establezcas pequeños objetivos, sin límite de tiempo, y que hasta que no hayas logrado uno no saltes al siguiente. ¡Celebra cada avance, por pequeño que sea, como se merece!

¿Cómo controlar la ansiedad?

Por último vamos a darte una serie de pasos a seguir para superar y controlar la ansiedad.

Es posible que tu psicólogo te recete algún fármaco para la ansiedad, pero estos no eliminan la causa de la patología, simplemente disminuyen o eliminan los síntomas. Por lo tanto es muy importante aplicar otras técnicas de comportamiento.

Inteligencia emocional

Cuando hablamos de inteligencia emocional, estamos hablando de auto-conocimiento, auto-observación y regulación emocional. En este artículo te hablamos de las habilidades que se desarrollan en la inteligencia emocional aplicadas al trabajo, pero también se pueden aplicar en tu vida personal.

Una vez hayamos reconocido nuestros pensamientos, emociones y sentimientos como parte de la patología de la ansiedad, estamos preparados para empezar a cambiarlos.

Las técnicas relacionadas con la inteligencia emocional se trabajan en disciplinas como el coaching. El coaching ayuda a las personas a modificar los pensamientos negativos para poder emplear herramientas y habilidades que lleven a actuar de manera diferente.

Relajación

Normalmente, las personas con ansiedad están pensando constantemente en las cosas que tienen que hacer, situaciones venideras que presentan dificultades o proyectos futuros, y las asocian con pensamientos negativos tipo «no soy capaz», «no va a funcionar», «voy a fracasar», etc. Esto provoca una situación de continuo estrés y agobio. Pueden aparecer problemas de insomnio.

¿Cómo controlar y superar la ansiedad

Para evitar esta situación, te recomendamos que practiques ejercicios de relajación, yoga, respiraciones y mindfulness. Se ha demostrado que la práctica de Mindfulness, basada en el entrenamiento de la atención plena y la meditación, ayuda en situaciones de ansiedad, estrés y depresión.

Además de estos ejercicios, si surgen problemas de insomnio, te recomendamos hacer cosas que te gusten y te relajen antes de dormir. Escucha música, controla tu respiración, piensa en recuerdos que te hagan sonreír…

Ejercicio físico

Muchas veces lo físico afecta directamente a lo psicológico y viceversa. La realización de ejercicio físico moderado o intenso durante al menos 30 minutos diarios es una terapia muy eficiente, ya que contribuye a la liberación de endorfinas que ayudan a sentirnos mejor. Además, se genera una sensación de bienestar y satisfacción personal que ayuda mucho en las fases de melancolía.

Puesta en marcha

La ansiedad, como ya hemos descrito en los síntomas, genera una falta de motivación que afecta a nuestros quehaceres diarios. Aunque nos cueste, es muy aconsejable, ir dando pasos hacia situaciones con las que no estamos del todo cómodos pero que tenemos que realizar.

¿Cómo controlar y superar la ansiedad?

Afrontar nuestros miedos y ver que podemos superarlos y que racionalmente no había nada que temer, es una de las mejores maneras de demostrarnos que siempre hemos tenido esa capacidad.

 

Cada persona sufre la ansiedad de una determinada manera, es una cuestión muy personal. Pero una cosa es segura, con el tiempo, la dedicación y el apoyo necesarios, la ansiedad puede superarse. Esperamos haberte podido ayudar a entender esta patología mejor, seas tú el que la sufre o algún conocido.