Lenguaje positivo vs lenguaje negativo. ¿Cómo nos afecta?

Lenguaje positivo vs lenguaje negativo. ¿Cómo nos afecta?
11/02/2020 CORAOPS

El lenguaje positivo puede considerarse como el gran avance del siglo XXI. Hemos normalizado del uso del lenguaje negativo hasta el punto de excusar que un jefe tiene que actuar así o que, ante determinada situación personal, la respuesta negativa sea la más razonable.

Okay

Pero debemos entrenar nuestras habilidades para enfocar desde un prisma más óptimo el trabajo comunicativo en las empresas o tener más en cuenta la gestión emocional.

El lenguaje negativo en la empresa evoca al caos

Es una realidad que hoy día soportamos menos la actitud negativa de nuestros superiores. Cada vez es más recurrente la frase “si pongo en una balanza el sueldo y el trato, me iría de la empresa”.

El temor al cambio no existe y la forma de gestionar las crisis por parte de los superiores influye mucho en la permanencia de un empleado en su puesto de trabajo por decisión propia. ¿Es necesario entonces aprender a modular las formas por parte de los directivos y jefes de departamento? Sin duda.

salario emocional

El arte de gestionar el feedback negativo

Defender un lenguaje positivo no significa evitar las situaciones negativas. El feedback negativo existe porque se dan circustancias en las que la respuesta no es la más esperada para los empleados. ¿Cómo logramos aminorar las consecuencias?

Es fundamental adquirir la capacidad de gestionar el feedback negativo para la persona que ejerce las funciones de dirección en una compañía. Esto hará que la comunicación interna de los grupos de trabajo funcione mejor en la medida en que las críticas constructivas sepan aprovecharse. good idea

Consejos para el buen feedback negativo

En este caso podemos remitirnos al especialista en dirección de recursos humanos, Javier Cantera.

Aboga por la sinceridad, pero sin rozar el sincericidio. Ser sincero es invitar a crecer, ser sincericida es excedernos en la verdad sin centrarnos en lo verdaderamente importante, enfocándonos más en el daño.

La buena gestión de una respuesta negativa pasa por evitar el ego. Las comparaciones con uno mismo lejos de impulsar, denostan al otro. En este caso la humildad es el principal arma.

Cantera también enfatiza en el lenguaje no verbal. Trabajar una actitud y gestos que no den pie a malas interpretaciones es esencial.

Lenguaje y liderazgo positivo

El compromiso del talento se obtiene también de un ecosistema saludable. Hablar de un salario emocional ha pasado de ser una utopía, a ser algo cada vez más implementado en las empresas.

Un líder positivo es aquel que trabaja con las herramientas necesarias para que los pequeños gestos estructuren un engranaje de compromiso con el grupo que va más allá de lo puramente económico.

El liderazgo positivo se concibe como aquellas prácticas de los jefes y directivos que producen cambios óptimos en la eficacia organizativa.

LIDERAZGO POSITIVO

La transformación del lenguaje de un líder positivo

Transformar el lenguaje de manera que la cúpula organizacional logre incentivar a los equipos de trabajo en el buen desarrollo de sus tareas es de obligado cumplimiento.

Una persona al mando que sabe dar las gracias, hace sentir valorados a sus empleados. Del mismo modo, aprovechar una etapa de crisis para inyectar positivismo en el grupo, es un paso adelante. En este sentido la escucha activa y el dar importancia a las ideas del colectivo se antoja como un arma infalible.

Y, por supuesto, un buen líder positivo es consciente de que somos humanos y fallamos. Que en muchas ocasiones la virtud de los proyectos está en el ensayo y error. Un fallo no debe ser el aliciente de un castigo, sino el refuerzo de capacidades para que no vuelva a pasar.

Feedback positivo

La importancia de un gestor coach

Por ello, urge que los profesionales de cualquier sector empresarial  tengan en mente la importancia del lenguaje positivo.

Estas habilidades se pueden desarrollar con el trabajo de un gestor coach. Los profesionales de este campo ayudan a los empresarios a entrenar las habilidades necesarias para potenciar las relaciones entre personas y la inteligencia personal.

Además, son los maestros esenciales para formar a un líder positivo. Por ello en Coraops tenemos cursos prácticos de gestor coach y gestor coach sistémico de equipos, para que añadas a tu conocimiento técnico las competencias imprescindibles para lograr que el lenguaje positivo sea parte de tu rutina laboral. ¿Te vienes?