Liderazgo con propósito en la nueva era de la personalización

Liderazgo con propósito en la nueva era de la personalización
04/06/2020 Administrador Coraops

Se escucha habitualmente que las personas son el valor más importante para las empresas. Pero para las personas, ¿es la empresa su valor más importante? ¿Qué vínculo existe entre el propósito de un empleado y el de su compañía? La nueva perspectiva del liderazgo con propósito permite empoderar y alinear a los empleados con los valores de la empresa, en esta nueva era donde la personalización es clave.

Equipo de trabajo con proposito

El propósito de una empresa no es un slogan ni un claim de una campaña de marketing. El propósito define su porqué y el para qué de su existencia desde un lugar inspiracional. Permite orientar su estrategia a la mejora de la calidad de vida de las personas y, desde esa visión, establecer los focos del liderazgo ligándolos al crecimiento y la sostenibilidad.

Hacia una nueva perspectiva de liderazgo

El liderazgo actual debe velar por la conexión de una cadena de propósitos: de la empresa, de los empleados y el específico de cada líder. Mirando más lejos, debe alinear y transferir el propósito de cada empleado con el de su equipo, con el de su empresa, con el de sus colaboradores externos (partners) y llegar hasta el del propio cliente o usuario final. Esto es una labor muy compleja, porque significa hacer un trabajo efectivo que valida el sentido del liderazgo de una organización y los OKR (objectives and key results).

De esta perspectiva nace una nueva visión del liderazgo, es el liderazgo con propósito. Este trata de romper barreras y dar a las personas la libertad de crear oportunidades nunca antes vistas para elevar sus propias capacidades, consiguiendo que se desarrollen y alcancen su propósito. Y, sumando el valor de cada persona, conseguimos que la integral dé como resultado la capacidad de una organización. Y en estos tiempos, revelar y re-calibrar el significado de liderazgo y propósito después de la crisis del COVID19.

 

Teletrabajo y liderazgo

La estrategia de inclusión, clave en el proceso

El COVID19 trae un nuevo centro de gravedad para el liderazgo, en cuanto a la inclusión. Una de las principales competencias de un líder, cuando realmente se orienta a las personas, se muestra en como gestiona la inclusión, entendida esta como la manera de dar rienda suelta a las capacidades de las personas para que se empoderen y rompan moldes en la aportación de valor a su empresa. La inclusión también es un gran valor de una organización con un modelo de cultura pluralista, pues garantiza que en ella se acogen a las empleados a todos los niveles.

Si se alcanza ese rango, estamos ante un gran cambio de paradigma en lo que al liderazgo se refiere. Del liderazgo que contrata y premia la diversidad cuando, según sus criterios, tiene actitudes correctas y da por válido el pensamiento dentro de la caja, al liderazgo valiente que destruye barreras y sigue la estrategia de la inclusión, para dar a las personas la libertad de innovar y un espacio para evolucionar hacia su propio propósito.

Cuando se permite a las personas liberarse de los estándares del pasado y abordar los desafíos a su manera, se abren nuevas posibilidades y se obtienen mejores resultados. Sobre todo porque las culturas tradicionales se agarran a las métricas y a los resultados dejando, al mínimo, su autonomía y campo de acción.

Así, las personas se empoderan y motivan para encontrar nuevos negocios y mercados de crecimiento a futuro. Este cambio significa que no es el negocio el que define al individuo sino que es el individuo el que define el negocio. Las empresas que hacen que los empleados y los consumidores se sientan incluidos y comprendidos a nivel individual tendrán una gran ventaja competitiva sobre aquellos que no lo trabajen.

¿Cómo podemos permitir que las personas personalicen la forma en que contribuyen a la cultura de una organización?

Las personas quieren tener la oportunidad de contribuir con sus propias habilidades y fortalezas, preferiblemente, alineadas tanto a la visión como a la cultura organizacional. Las nuevas formas de trabajo siguen requiriendo procesos y procedimientos. El liderazgo con propósito ofrece la libertad de crear oportunidades para multiplicar, con la inteligencia colectiva y la propia capacidad de las personas, la evolución de una organización. Los tiempos de la estandarización y del liderazgo clásico están mostrando sus limitaciones. Por favor, demos paso al liderazgo con propósito y a la nueva era de la personalización.

¿Que te ofrecemos?

En CORAOPS disponemos de un programa de desarrollo del liderazgo con propósito para ti y para tu empresa. Solicita información en info@coraops.com