Liderazgo empresarial en tiempos de crisis: el gran reto

Liderazgo empresarial en tiempos de crisis: el gran reto
31/03/2020 CORAOPS

Por norma general los tiempos de crisis sirven de examen de excelencia para el liderazgo. En estas circunstancias prima la incertidumbre y se van dando cambios por días. Así pues, el devenir de un equipo dependerá, en buena manera, de la gestión de sus líderes.

Liderazgo en tiempos de crisis

La persona que encabece el grupo deberá contar con una actitud espontánea acompañada de unas destrezas sociales adecuadas que ayuden a sumar puntos positivos a esta etapa de cambios inesperados.

En este post repasaremos algunos consejos esenciales para afrontar un tiempo de crisis.

Liderar en época de incertidumbre

Todo el mundo sabe que una crisis es una situación mala o difícil. Se produce un cambio profundo, con unas consecuencias apreciables y no es plato de buen gusto para nadie.

Para este momento, toda compañía debería de contar con una persona líder. Alguien que no se achante ante el cambio y que esté preparado para afrontarlo. Muchas crisis se dan de un momento a otro, sin aviso, como la que está desencadenando la propagación del coronavirus, COVID-19. 

Líder en época de incertidumbre

De pronto hay empresas que por su rutina se ven obligadas a cerrar o a cambiar la oficina por su casa y llevar a cabo sus tareas desde el salón de su hogar. Algo para lo que muchas empresas, a día de hoy, todavía no están preparadas.

Riesgos en una crisis inesperada

Dentro de las habilidades de la persona que lidere una empresa en este momento, debe estar la de identificar (o tratar de hacerlo) los riesgos a los que se va a enfrentar para manejarlos de la mejor forma posible:

  • Factor 1: es imprescindible asimilar que la planificación de 2020 no se va a cumplir en toda su extensión. No obstante la transformación debe comunicarse con positividad y honestidad.
  • Factor 2: todo ha cambiado muy deprisa, por lo que hay que dar prioridad a determinadas acciones y sobre todo tener muy presente que trabajamos con personas. 
  • Factor 3: poco se sabe del nuevo panorama al que nos enfrentamos, ni cómo la sociedad soportará este cambio. La desconfianza existe y hay que tratar de combatirla con toda la transparencia e integridad que podamos.

La clave: el comportamiento del líder

En plena crisis por esta pandemia, contar con una persona carismática como cabeza de grupo es esencial, sobre todo para calmar la negatividad que inunda el ecosistema social y laboral.

Por eso, en una etapa de incertidumbre, estar liderados por personas que contagien motivación y entusiasmo en pos de una mayor productividad, se hace necesario. Es el mayor desafío para las empresas en un contexto de tal calado.

Liderar en tiempos convulsos

Consejos para un liderazgo de éxito en plena crisis

Ante todo y frente a una circunstancia convulsa que surge como consecuencia de una crisis sanitaria, hay que tener en cuenta que el factor personal y el laboral confluyen. Son muchos los empleados que pueden tener familiares afectados o incluso los mismos trabajadores pueden encontrarse dentro de ese grupo.

Por ello, mantener al equipo de trabajo informado con datos contrastados y provenientes de fuentes fiables y oficiales, se convierte en una tarea esencial del día a día.

Si no tienes conocimientos sobre alguna cuestión, dilo también.

Practica la asertividad y la empatía

Trata a la persona que tienes delante como te gustaría que te tratasen a ti. Tener en cuenta las circunstancias y hacer que la otra persona se sienta escuchada debería ser de los primeros objetivos ante una situación sobrevenida.

En estos casos, poseer nociones de los tipos de personalidad de las personas a la que nos enfrentamos nos abre una gama de posibilidades que permitirá conseguir mayores resultados.

La seguridad del líder

Proyecta confianza y honestidad

En un momento de desasosiego todo trabajador busca un líder para saber cuál es un destino. Si este proyecta inquietud, lo transmitirá. 

Esta persona debe ser realista y mostrar las cosas tal y como son, solo así generará confianza y el grupo establecerá mayor vínculo.

Motiva involucrando

Desarrollar actividades donde los distintos departamentos tengan peso y se promueva la creatividad y la innovación generará engagement y una fuente valiosa de motivación. 

Seguido de esto, reconocer los logros y los resultados que se vayan obteniendo desarrollará un impulso energético al capital humano de la empresa.

Transparencia con tu equipo

Trabaja tu propio autoestima

Como avanzábamos más arriba, mostrar seguridad también es sentirla. Si esto se da, su demostración será más que fácil. Es un momento para sentirse querido y respetado uno mismo.

Prioriza la atención plena

Son demasiados los enfoques que en una situación sin precedentes como esta hay que manejar. Por eso, trabajar la atención plena favorecerá la claridad mental y la estabilidad emocional que se necesita para afrontar determinadas situaciones que tendrás que vivir.

Crea orden a partir del caos

Como líder, dedica tiempo a combatir la desinformación e identifica aquellas áreas que necesitan atención y los recursos que requieren. De este modo facilitarás el desarrollo y comunicación de una estrategia clara a seguir.

bocadillo para texto

Transparencia y comunicación

Entre tanta ambigüedad, mantén a tus trabajadores informados en todo momento. No esperes a que los bulos o los rumores tomen el mando.

Explica a tus empleados qué estás haciendo y si no tienes conocimientos sobre alguna cuestión, dilo también. Es momento de la transparencia tome más protagonismo que nunca en el discurso directivo, así los tiempos convulsos podrán afrontarse de otra forma.

Tras leer este post, ¿qué más habilidades consideras que debe tener un líder? ¿Qué actitud tiene la persona líder de tu empresa?