Sentir, pensar y hacer de forma diferente - Desarrollamos organizaciones y personas

ico PNLA través de este artículo he ido recogiendo diferentes herramientas que desde la PNL se aplican dentro de las distintas fases de la Metodología CORAOPS®.


Hace ya más de 6 años que llego a mis oídos las siglas PNL. Unas siglas que así dichas no tuvieron ningún impacto para mí. Lo que si recuerdo perfectamente es quién me habló de ellas, mi buen amigo y gran experto en estos temas Marcos Martínez Jurado. Aquellas siglas fueron contadas con tanta pasión que mi cuerpo no pudo evitar comprar aquel que fue mi primer libro de PNL: PNL en el Trabajo de S. Night. A partir de aquí empecé a ser consciente de cuántos aspectos de la PNL rodeaban mi vida y su influencia en ella.

  • A través de la P de Programación comencé a identificar la cantidad de cosas que cada día hacemos de la misma manera sin pensarlo. En muchos casos sin llegar a valorar si son productivas o no.
  • A través de N de Neuro me ayudó a comprender por qué cuesta tanto cambiar los hábitos. Me enseñó cómo los procesos sinápticos se refuerzan para aumentar la rapidez de respuesta, pero a su vez, hace que el cambio requiera un esfuerzo de persistencia y compromiso para rediseñar el camino anterior.
  • En la L de Lingüística, me fascinó hacer consciente cómo mis pensamientos eran conversaciones conmigo mismo que se codificaban con el lenguaje e influían en lo que me pasaba en el día a día.

Teniendo en cuenta cómo el Coaching bebe de distintas disciplinas, he podido ver como en cada fase del Modelo CORAOPS la PNL va haciendo sus aportaciones.

Ya desde antes de la sesión el Coach tiene que prepararse, es importante que identifique cómo de productivos están siendo sus pensamientos, qué emociones está sintiendo y qué sensaciones tiene en su cuerpo. Llevar a cabo ejercicios de visualización pueden ser de ayuda para que el Coach deje atrás aquellos pensamientos que limiten estar en plenitud para su Coachee. En palabras de Belén Fuentes, es importante hacer la distinción de prepararte para la sesión versus preparar la sesión.

Una vez ya en la sesión, el coach deberá estar equilibrado en cuerpo, lenguaje y emoción. De igual manera deberá saber detectar la congruencia o no en los tres subdominios del Coachee. Esta información es clave para determinar su situación inicial y para a través de la realización de preguntas poderosas explorar si hay algún tema que quiera establecer como objetivo de la sesión.

El Coach tendrá que trabajar en la consecución del rapport. Uno de los indicadores de este nivel mínimo de confianza puede ser la observación de lo que en PNL se habla sintonía, es decir cómo durante la relación de Coaching se produce un baile entre Coach y Coachee. Cómo las neuronas espejo comienzan a hacer su trabajo devolviendo la información al Coachee para que empiece a ser consciente su realidad y determine si quiere o no permanecer en ese estado. En ocasiones dentro del proceso el simple hecho de trabajar con el Coachee de pie en la sesión hace que el lenguaje y los aspectos paraverbales que los acompañan introduzcan una emocionalidad positiva a la declaración.

Destaco también la importancia de poner por escrito la declaración del objetivo que marca al Coachee la dirección de su camino. El hecho de percibir el lenguaje escrito, un lenguaje que queda plasmado, que no se lleva el aire, hace que el Coachee tome conciencia plena con él. En mi experiencia he vivido desde casos en los que surgieron objetivos smartizados desde el principio, hasta múltiples tachones que borraban el desacuerdo entre lo que el Coachee pensaba, lo que la mano escribía y las emociones que se generaban al leerlo. Además destacar la importancia de que el Coachee sea el que lo lea, incluso, a posteriori que lo escuche a través del parafraseo del Coach.

Whitmore, 1995, dice que cuando tenemos las ideas claras acerca de la realidad, es posible enfocar las metas con mayor precisión o incluso modificarlas si la situación resulta un tanto diferente de lo que antes se pensó. Por ello es de vital importancia acompañar al Coachee en la exploración de su realidad. Como recoge el Metamodelo, el mapa no es igual al territorio, por ello el Coach tendrá que conocer cómo el Coachee interpreta la realidad (creencias, juicios, valores...).Con el uso de las preguntas poderosas, una de las herramientas claves de la PNL, el Coach podrá retar al Coachee a explorar nuevas percepciones de la realidad identificando y trabajando sobre posibles distorsiones, generalizaciones u omisiones.

Destaco la utilidad de la PNL de diferentes técnicas como:

  • Focusing. En esta técnica, el Coachee permanece en un estado asociado y desde su vivencia en primera persona identifica el problema que quiere trabajar dentro de su cuerpo. A través de las preguntas y propuestas del Coach el Coachee puede ir realizando modificaciones de la forma, características, texturas, colores, etc... que le ayuden a relacionarse con su problema de otra manera diferente.
  • Cambios de observador. En este caso, el Coachee puede trabajar desde ambos estados, asociado y disociado. Asociado en el primer momento en el que visualiza la situación problemática en primera personas. Con ello trae todos los detalles de la situación, como se sentía, qué decía, que ruido había, que personas le acompañaban, etc... a la vivencia de ese momento. Posteriormente disociado desde la percepción de la segunda persona que vive la situación fuera del protagonista o desde la tercera persona que observa y vive la situación, como se suele decir en el ámbito taurino, desde la barrera. En mi experiencia como Coach y en los procesos en los que he sido coacheado he podido vivir en primera persona la potencia del cambio de observador. Como una perspectiva diferente hace que cambien tus pensamientos y emociones. Muchas veces nos quedamos solo con el mapa, pero hay que retar al Coachee a conocer otros mapas distintos que le hagan introducir nuevos aprendizajes y ver que se pueden abrir nuevas opciones. El Coach acompañará al Coachee a empoderarse y a llegar al plan de acción que le llevará al objetivo.
  • Destacar la herramienta de los anclajes para afrontar esas situaciones de dificultad. El asociar un sencillo gesto, imagen, etc... como gatillo para que surjan emociones positivas que te ayuden en situaciones de dificultad me parece una herramienta sencilla y útil. Hoy en día todavía conservo aquel anclaje que trabajara con mi compañera Raquel durante mi formación como Coach Ejecutivo.
  • Otra herramienta que el coach tiene para la generación de plan de acción es llevar a cabo un viaje al futuro para que desde allí el Coachee planifique los pasos para la consecución del objetivo. A través de la herramienta del Futuro Presente, el Coachee se permite poder experimentar las sensaciones de la consecución del objetivo con toda intensidad como si estuviera en ese momento. Esto es ya es un incentivo previo para evitar esos pensamientos que desde la columna izquierda limitan a las personas. Como se desprende desde la PNL, cuando imaginamos un suceso se activan las mismas partes del cerebro que si estuviéramos en teniendo la vivencia en real. Por ello es una manera de que el Coachee se empodere y un buen comienzo para poder generar un plan de acción. Recorrer el camino desde el éxito del futuro hasta el presente facilitan al Coachee identificar cual ha sido el camino a recorrer y qué emociones le han acompañado

La finalización de la sesión tiene un gran importancia. Como dice Whitmore hay que ver qué se lleva el Coachee de la sesión y qué puntuación daría a la sesión de 0 a 10. Todo aquello que no llega a 8 debe ser seguido de una pregunta que me abrirá la puerta con el tiempo suficiente para responder, ¿Qué le ha faltado para tener un 10?. Este feedback que el Coach se lleva del Coachee es un regalo con el que puede mejorar y crecer profesionalmente además de perfilar sus acciones para adaptarse y poder entregarse al Coachee.

Importante en este momento, antes de la despedida, que el Coach ofrezca la posibilidad de hacer un seguimiento en algún momento de la semana. Si hay acuerdo entre ambos, será un gesto de entrega por parte del Coach y un punto que se marcará el Coachee como objetivo de trabajo entre sesiones.

A lo largo de este artículo he hecho un recorrido a través de las diferentes fases de un proceso de Coaching viendo qué herramientas de la PNL se han podido tomar. El Coaching debe continuar bebiendo desde distintas disciplinas, pero siempre con una premisa clara, Coaching es acción para el aprendizaje, es decir, que las herramientas que vengan tendrán que aportar desde la practica un valor para ayudar al Coachee a la búsqueda del objetivo.

 

testimonio JAGutierrezSolis

 

 José A. Gutiérrez Solís, Coach CORAOPS

Comentarios (0)

There are no comments posted here yet

Deja tus comentarios

Posting comment as a guest. Sign up or login to your account.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Share Your Location

¡Te invitamos a nuestros talleres!

  Formación en coaching ejecutivo profesional Formación en coaching sistémico y de equipos Próximos eventos