Sentir, pensar y hacer de forma diferente - Desarrollamos organizaciones y personas

ico pacienciaNunca creí que la paciencia pudiera ser tan importante para un Coach y en un proceso de Coaching. Y es que en Coaching, como en cualquier otro ámbito, las prisas no son buenas. Aunque sí la eficacia y la productividad pero en otro sentido diferente.

Hoy en día es raro ver a alguien que pasea sin más, mira el cielo, lee, se sienta y disfruta de los árboles, de los pájaros o simplemente, de una buena infusión en una cafetería. Hoy en día, más bien, somos las personas que corremos, que miramos el reloj, que no podemos pararnos en la calle un momento a contemplar el derredor o a saludar sin más, las que predominamos. Pero todo esto lleva un coste asociado, la merma de nuestra capacidad de ser pacientes. Y esto afecta a cualquier plano de nuestra vida, pues se ha convertido ya en parte de nuestro ADN.

Si miramos cómo define la RAE la palabra Paciencia, sería la capacidad de padecer o soportar algo sin alterarsesin experimentar nerviosismo ni perder la calma, o para hacer cosas pesadas o minuciosas.

Paciencia nos lleva a Paciente y nos relaciona entonces con la calma, la serenidad y, como dice el diccionario, con el aguante, el saber soportar y tolerar. Nos conecta a nosotros mismos con el mundo exterior y con cómo reaccionamos ante él. Va unida a las capacidades propias del ser humano como son la tranquilidad, la paz espiritual, la relajación e incluso el control del nerviosismo y la ansiedad.

Pero la Paciencia también tiene otra acepción, la facultad de saber esperar cuando algo se desea mucho, de aprender a aguardar por alguien o algo sin perturbarse durante la espera, sin permitir que la ansiedad arruine el objetivo. Aprender que cada proceso tiene su ritmo y debemos saber reconocerlo. La paciencia, entonces, consiste en comprender ese ritmo y aguardar, simplemente, a que los procesos se completen. Y aquí es donde debemos poner el foco, aquí es donde debemos tomar la paciencia como el Arte de Saber Esperar, arte que en Coaching debe manejar con maestría el artista que es el coach.

Y es que la Paciencia se demanda en cualquiera de las fases del proceso según la Metodología CORAOPS® y pone en relieve una gran competencia en el Coach, como es la escucha activa.

Un proceso de coaching implica un acompañar al coachee, estar ahí para él, ser el encendedor de linternas de su camino; llevarle de un punto de partida a un punto final de desarrollo, a una zona de expansión donde amplíe su capacidad efectiva de aprendizaje, como explica el psicólogo y escritor Leonardo Wolk en su libro "El Arte de soplar Brasas", donde logre sus propósitos, sus objetivos. Como un acomodador en el cine cuando te lleva de la entrada a tu asiento para que tú veas la película.

El Coach será el que dirija el proceso pero todo el poder estará en el coachee. Nuestra misión será difuminarnos y empoderar al coachee para que sea él quien encuentre dentro de sí mismo las respuestas que necesita y que ya tiene (pues el coachee siempre está completo), el cómo, el cuándo, el qué… Y para ello, tendremos que estar a su servicio, desde la humildad y la autenticidad, desde el corazón y el respeto, velando por su bienestar y acompañándole al ritmo que él marque, que él necesite. Sin enjuiciar, sin dirigir, sin interpretar. Reconociéndole en cada avance.

Para todo esto, la maleta del coach debe contar con un gran departamento para esta maravillosa virtud que todo coach profesional debe tener y cultivar, la Paciencia. Esta, nos permitirá saber estar realmente por y para el coachee, acompañándole en el ritmo que marque, en el caminar que necesite sin que las prisas nos hagan perder la humildad y trabajen desde el inconsciente cargando nuestras preguntas de dirección, de atrevimiento, faltando a nuestra autenticidad, desempoderando al coachee y tomando protagonismo en una película que no es la nuestra.

Paciencia para dar poder al otro, paciencia para que el proceso sea efectivo y productivo en la consecución de los objetivos del coachee.

Me reconozco ahora, desde mi posición como Coach CORAOPS, viviendo con entrega y energía cada día de aprendizaje. Puestas estas al servicio del conocimiento y de la práctica para cultivar mucho más ese Arte de Saber Esperar, y minimizar así los riesgos de la atrevida impaciencia. Para que todo fluya al ritmo que debe en el ejercer profesional de esta maravillosa vocación.

Desde mi primer contacto con ICE y la Metodología CORAOPS®, la palabra Paciencia ha tomado ese nuevo significado. El equipo de Coaches de CORAOPS, me han hecho ver cuán necesaria es en cada fase de mi proceso de formación y de cualquier proceso de Coaching. Gracias, porque efectivamente, el primer desarrollo y evolución personal, está siendo el mío.

Paciencia, paciencia, bendita Paciencia.

 

Patricia Lopez

 

Artículo de Patricia López Gómez, Coach Certificada en CORAOPS

Comentarios (0)

There are no comments posted here yet

Deja tus comentarios

Posting comment as a guest. Sign up or login to your account.
Archivos adjuntos (0 / 3)
Share Your Location

¡Te invitamos a nuestros talleres!

  Formación en coaching ejecutivo profesional Formación en coaching sistémico y de equipos Próximos eventos