Skip to main content
buscar
0

El reconocimiento es una habilidad que es importante que desarrollen tanto los profesionales que tienen empleados a su cargo como estos últimos, al igual que cualquier persona que desee mantener relaciones productivas a largo plazo.

El reconocimiento fortalece a quien lo recibe, le da seguridad y afianza su compromiso, porque cuando alguien repara en sus fortalezas, puede apoyarse en ellas cuando se encuentre ante una dificultad. Es importante que procures desarrollar y aplicar en ti mismo esta habilidad a través de tu valoración, felicitándote a ti mismo y fortaleciendo tu autoestima de una manera sana y humilde.

Tal es su poder que genera la energía y actitud necesarias para que consigas los objetivos que te propongas.
Y por otro lado, si además te sientes agradecido y lo expresas, te darás la oportunidad de celebrar lo que otras personas te han ofrecido.

Todos podemos cultivar esta habilidad y apreciar sus enormes beneficios. Se trata de:

1 Practicar para adquirir el hábito. Es útil que tomes conciencia de la importancia de dar reconocimiento a otras personas, y que empieces a practicar aunque al principio te sientas extraño haciéndolo. No olvides que a quien recibe un gesto de aprecio por la labor realizada le sirve como fuente de motivación para continuar haciendo lo que hace o incluso para superarse.

2 Equilibrar la balanza con lo que se ha hecho bien y lo que falta. Se trata de enfocar la intención en los dos aspectos, tanto en lo que se ha hecho bien como en lo que consideres que se puede mejorar, y aportar una valoración equilibrada.

3 Hacerlo de manera sincera, natural y con respeto. Aquí la honestidad y autenticidad juegan un papel clave, ya que un reconocimiento que no sea sincero puede romper la relación y generar desconfianza.

4 Identificar las emociones que se generan y enfocarlas para que la relación sea productiva. Cuando agradeces o das reconocimiento sincero, lo que surgen son emociones muy útiles para crear vínculos y fortalecer las relaciones. Pues bien, es importante aprovecharlo y hacer buen uso de ello.

Al igual que en el ámbito particular, en el de una empresa es fundamental que, sobre todo los directivos, sean especialmente sensibles cultivando esta virtud, puesto que el agradecimiento trae innumerables beneficios a las personas dentro de las organizaciones.

equipo maiteArtículo de Maite Gómez Checa, Coach Ejecutivo Senior por la Metodología CORAOPS, acreditada Senior por ICF y AECOP, y socia de ICE  Coaching.  Directora Académica del Curso Superior de Coaching Ejecutivo de la  Universidad Autónoma de Madrid.

Para la revista Psicología Práctica, nº 162.

Deja tu comentario

Close Menu

Reserva tu plaza

    Información básica de protección de datos

    Responsable del tratamiento: ICE COACHING SL- CIF B85238756. Finalidad de los tratamientos: Atender las consultas que nos pueda solicitar a través de los formularios en esta web. Enviarle comunicaciones comerciales de nuestros productos y/o servicios o de otros análogos de nuestros colaboradores. Periodo de conservación: Siempre que continúe existiendo interés en mantener las relaciones por ambas partes. Legitimación: Consentimiento del interesado. Interés legítimo. Destinatarios: No se realizan cesiones de datos, salvo obligación legal. Derechos de los interesados: Retirar el consentimiento, acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se informa en la información adicional.