Skip to main content

Entrevistamos a María O’Farrel, presidenta de la Fundación Inclusión y Diversidad, por su dilatada experiencia en la promoción de la inclusión laboral de personas con discapacidad, a través de la formación; y a Almudena Ortega, consultora de RRHH especializada en Discapacidad y Empresa, y Coach Ejecutivo CORAOPS. 

En el Instituto CORAOPS, colaboramos con la Fundación Inclusión y Diversidad para formar en coaching a personas con discapacidad para que entrenen sus competencias clave, como las habilidades de liderazgo, autoestima, confianza, motivación, etc y puedan acceder así a mejores puestos. 


¿Cuál es el papel estratégico de la Fundación Inclusión y Diversidad en la sociedad?

O’Farrel: “La Fundación Inclusión y Diversidad es una organización privada sin ánimo de lucro, y cuya

finalidad principal es la inclusión laboral de las personas con discapacidad y el apoyo a otros colectivos en riesgo de exclusión, como diversidad de género, diversidad cultural o diversidad generacional. Surgió a raíz de la inquietud de varias personas que han aprendido de sus dificultades y su resiliencia les ha llevado a alcanzar sus objetivos personales, laborales y sociales.

Cada vez es más frecuente escuchar en distintos medios de comunicación la importancia de la integración social. Sin embargo, aún hace falta mucho trabajo para la inclusión social y laboral de colectivos en riesgos de exclusión y concienciar que por sus características podrían ser magníficos profesionales si se les diera una oportunidad.

Consideramos la diversidad como una riqueza, una parte esencial para un mundo en constante expansión.

Gracias a nuestros colaboradores de talla internacional que apuestan por la inclusión laboral de las personas en riesgo de exclusión social podemos llevar a cabo y hacer posible nuestros proyectos de formación.


¿Qué acciones de desarrollo o retos se abordan habitualmente desde la Fundación, y qué papel juega el coaching en este proceso?

O’Farrel:  Según datos aportados por el Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDD) “Solo una tercera parte de las personas con discapacidad que había en España en 2019 en edad de trabajar tenía un empleo” y su tasa de actividad era “más de 43 puntos inferior” a la del resto de la población. En concreto, el 63% de los jóvenes con discapacidad hasta 25 años en 2019 estaban en desempleo, según el Informe Olivenza 2017, elaborado por el Observatorio Estatal de la Discapacidad (OED) y el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI). Y durante el pasado año 2020 y este comienzo de 2021, debido a la pandemia sanitaria de la COVID-19 dicha situación ha empeorado drásticamente.

Es por ello que la Fundación Inclusión y Diversidad trabaja cada día por la inclusión laboral de las personas con discapacidad a través de su formación.

Durante este año, gracias a las donaciones de nuestros clientes se han podido formar personas con discapacidad concretamente 33 de ellas eran mujeres, de los cuales el 88,70% de ellas han logrado una mejora en su desarrollo profesional, afianzando sus roles y posicionándose en el mercado laboral.

Estos proyectos son una apuesta para que las empresas se beneficie de una inclusión que a su vez ayuda a las personas con discapacidad a incorporarse a la empresa. Y especialmente cada vez más a puestos de responsabilidad generando, en la empresa, un valor diferencial y el fomento de la diversidad y la consiguiente innovación.

Durante la formación específica en Coaching, las alumnas han podido desarrollar:

  • Capacidad para liderar equipos y potenciar el talento del mismo, así como el talento individual
  • Dirigir personas y retarles en su crecimiento profesional y personal.
  • Capacidad resolutiva a través de la comunicación asertiva
  • Conocimiento y dominio de herramientas técnicas que posibilitan el conocimiento y el aprendizaje continuo.
  • Responsabilidad, compromiso y excelencia
  • Capacidad para escuchar de una manera más atenta y concentrada a los demás
  • Hacer preguntas poderosas clave que facilitan la acción y el aprendizaje de las personas de tu alrededor
  • Gestionar las emociones del otro con mayor sabiduría
  • Detectar creencias limitantes propias y ajenas y desbloquearlas
  • Ver al otro como un ser completo que tiene las soluciones acertadas

¿Cuál es el papel del Instituto CORAOPS dentro de este proceso de desarrollo?

O’Farrel:  Dentro de la oferta formativa que ofrece la Fundación Inclusión y Diversidad a personas con discapacidad, está el programa de coaching llevado a cabo de la mano con CORAOPS. Gracias a dicha formación se trabaja para que las alumnas, que cuentan con formación superior, tomen conciencia de que es posible un desarrollo profesional de alto nivel teniendo una discapacidad. 

La Fundación ID permite con este proyecto que mujeres con discapacidad entrenen competencias claves y así acceder a mejores puestos. Trabajar habilidades de liderazgo, la autoestima, la confianza, la motivación, etc. 

Contar con CORAOPS como institución colaborativa es un privilegio, entienden y comparten nuestra filosofía de trabajo y promoción por la inclusión de este colectivo a la perfección.

Además, no solo dicho por nosotros, sino que se trata de un modelo de trabajo que se ha demostrado muy efectivo porque las participantes se encuentran, no solo con la formación que necesitan, sino que están en contacto con modelos reales de superación.


Almudena, que es exalumna de la Fundación, se formó en el Curso Superior de Coaching Ejecutivo Profesional en CORAOPS ¿Qué te motivó a hacer esta formación en coaching?

Ortega: Yo soy psicóloga, pero la terapia psicológica es algo que no me gusta ejercer. En cambio, me gusta trabajar con personas, el crecimiento personal y los métodos prácticos. Por este motivo consideré que quizá el coaching era una disciplina que me podía enseñar un camino donde yo por mi forma de ser, mi formación y mi forma de ver la vida podría ayudar a las personas de este mundo para crecer interiormente. También me motivó tener mi propio criterio de lo que es el coaching, ya que en el ámbito de la psicología hay diversidad de opiniones. No sabía qué me iba a encontrar en la formación y la verdad que me encantó.


¿Qué te ha parecido la metodología de CORAOPS para el aprendizaje?

Ortega: Me pareció una metodología muy completa y organizada, se ve que está pensada y estudiada para que salgas de la formación con herramientas y seguridad para después ejercer de coach de una manera eficaz. Es una metodología para salir de la zona de confort, aceptarte a ti mismo y crecer como persona, a la vez que te aporta un sistema para que no te pierdas en el camino y te conviertas en un profesional. Destacaría lo completa y pensada que está, es vivencial y a la vez aporta mucha documentación práctica para poder trabajar en un futuro. También que te involucra desde el primer momento en esa metodología.


¿Qué impacto ha tenido en ti a nivel profesional y personal la certificación en Coaching?

Ortega: A nivel personal me ha ayudado a reafirmarme a mí misma, a ver mis aspectos de mejora personal, sin juzgarme y a valorar esos puntos fuertes que tengo, porque yo lo valgo. Me ha aportado seguridad para seguir mi camino sin que el miedo al fracaso me paralice, es decir, reformulándolo en positivo seguir mi camino con valentía y proyectando a mi objetivo vital y profesional.

A nivel profesional me han enseñado una profesión que me apasiona y que quiero dedicarme a ella, es decir, me ha aportado un modo de ganarme la vida que me llena.


¿Lo recomendarías?

Ortega: Sin dudarlo, ya lo estoy haciendo, tanto si quieres dedicarte profesionalmente como si quieres crecer a nivel personal, como si lo que quieres es tener una formación que complemente tu profesión actual.


¿Qué destacarías del centro?

Ortega: La profesionalidad de los formadores y la calidad humana de todo el equipo, no eres un alumno más, eres un alumno con nombre y apellidos.

Deja tu comentario