La autenticidad como valor personal y profesional

La autenticidad como valor personal y profesional
25/04/2017 Ángela Ávila Carpio

¿Qué es la autenticidad?

La autenticidad es un valor que hace referencia a la persona que dice la verdad, acepta la responsabilidad de sus sentimientos y conductas, es sincera y coherente consigo misma y con los demás.

“Solo sé tú mismo”, hemos escuchado esta frase en múltiples ocasiones. Suele ser una recomendación a actuar según nuestra convicción, cuando emprendemos nuevos caminos o retos. Necesitamos del autoconocimiento y la autogestión para poder actuar con autenticidad.

Esta frase la decimos muchas veces sin pensar en las implicaciones de la misma, pero con ella instamos al otro a ser fiel a sí mismo y a actuar acorde a lo que piensa y siente, conduciéndolo hacia el valor de la autenticidad.

La autenticidad como valor personal y profesional

Desarrollar este valor permite que una persona, con sus palabras y su comportamiento, exprese fielmente cómo es y cómo piensa, ante la persona idónea, en el lugar y momento adecuados.

Ser auténtico es pensar con convicción, actuar coherentemente con la realidad objetiva, con el pensamiento, la palabra y la acción.

Una autoestima sana promueve que seamos los mismos, tanto internamente como externamente. Por lo tanto, si tengo unos valores en los que creo firmemente y estoy convencido de ellos, externamente los respetaré y promoveré, alejándome de la falsedad.

La autenticidad en el plano laboral

De igual manera, en el plano profesional, una persona que es libre de expresar su autenticidad en el trabajo ,muestra un nivel más alto de compromiso con la organización, un mayor rendimiento individual y se inclina más a ayudar a los demás.

¿Cómo es una persona auténtica en su entorno laboral?

En su entorno de trabajo, estas personas suelen ser entre otras cosas:

  • Más productivas y proactivas. Dejan que sus ideas fluyan y ofrecen ideas y perspectivas innovadoras, que pueden ser de éxito para la empresa en el desarrollo de sus proyectos y procesos.
  • Dejan fluir sus conocimientos, ayudando y permitiendo el crecimiento y el desarrollo del talento en los demás.
  • Destacan sus fortalezas y reconocen sus debilidades.
  • Luchan por ser mejor y se mantienen en crecimiento.
  • Promueven el trabajo en equipo.
  • Son honestos y celosos con los activos de la empresa.
  • Contribuyen a que la empresa fomente y crezca en valores personales y organizacionales.

Estas competencias son de gran relevancia en todos los ámbitos laborales. Sobre todo en aquellas áreas o ambientes que se refieren a un alto nivel de confidencialidad, de efectividad y productividad en las operaciones, preparación personal y académica, innovación y relación interpersonal, entre otras.

Autenticidad como metodología

¿Eres una persona auténtica y te gustaría ser coach? Pues tienes un paso ganado, ya que este valor es fundamental en la fase de Contexto en la Metodología CORAOPS®, para la generación de confianza entre el coach y su coachee.

La autenticidad como valor personal y profesional

Contribuye a la creación de una relación de sinceridad, espontaneidad y seguridad, sin llegar a degradarla y sin que se convierta en un vínculo de aceptación, donde se pierda la finalidad principal, que es lograr que el coachee como persona que está completa obtenga de sí mismo el alcance de sus objetivos.

Para ser auténtico, la primera regla es ser uno mismo. Lo que haces dice mucho más de lo que hablas o de lo que buscas transmitir. Debemos aceptarnos como somos, para tener la felicidad de hacer lo que queremos. Identifica tus talentos, aquello que haces mejor que nadie, lo que disfrutas haciendo y serás una mejor persona y un mejor profesional.